LA NOTA ECONÓMICA: Lo que costará la visita del papa Francisco a Colombia

Redacción Economía.

Los recursos para financiar este viaje, el primero del pontífice a nuestro país, serán asumidos entre el Estado y la Iglesia.

AFP

La vista del papa no sólo es un acontecimiento de importancia para los creyentes en la Iglesia Católica, sino todo un reto de logística y preparación para los países anfitriones. (Lea “¿Qué hará el papa Francisco en sus cuatro días en Colombia?”)

El papa es, quizá, el líder religioso con más popularidad en el mundo. Este afecto público crece aún más con Francisco, argentino de nacimiento, o sea, el primer latinoamericano en ocupar esta posición.

Todo esto para decir que una visita papal en un país latinoamericano, y en uno particularmente creyente en esta fe como Colombia, es un asunto de gran importancia, no sólo simbólica, sino, de nuevo, logística.

El máximo jerarca de la Iglesia Católica estará en Bogotá, Villavicencio y Cartagena. En total, la visita de Francisco se extenderá entre el 6 y el 10 de septiembre e incluirá misas, una reunión con el presidente Juan Manuel Santos y una con el Comité directivo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Una de las preguntas más recurrentes en este tema es quién corre con los costos que representa una visita papal. Como se trata de un jefe de Estado (el Vaticano), entonces se trata de una visita de Estado. El protocolo dicta que, en estos casos, los gastos se reparten por partes iguales: o sea, entre la Iglesia y la Nación para este caso.

Aunque no se sabe el monto exacto de la visita papal, otros viajes pueden servir de indicador para intentar dilucidar una respuesta a la pregunta. México fue el destino en el que el papa pasó más tiempo en la región.

Allí, la visita de Francisco se extendió seis días, con un costo promedio, por día, de $1,7 millones. Este monto cubre asuntos como los vehículos y la seguridad que acompaña al pontífice, así como el hospedaje para él y su comitiva.

Los precios, claramente, varían de lugar a lugar por una serie de variables, que incluye la distancia recorrida por la comitiva papal, la dificultad de acceso de algunos sitios, la complejidad logística de montar los eventos masivos en los que aparece el papa, principalmente misas en parques.

En Quito (Ecuador), el costo de la visita del papa fue de US$1,3 millones. Allí estuvo, por intervalos, poco más de tres días.

Teniendo en cuenta esto, quizá no resulte tan descabellado pensar que cada día de la visita de Francisco a Colombia puede costar, un promedio, de US$1,5 millones. De nuevo, estos costos serán asumidos en conjunto entre la Iglesia y el Estado.

El papa Francisco llegará a Bogotá el 6 de septiembre y dejará nuestro país el 10 de ese mes, cuando finalice su agenda con una misa en Cartagena.

El duro camino por recorrer que tienen los ministerios del gobierno Santos

Gremios y analistas le pasan revista a lo bueno, lo malo y lo pendiente que tienen las carteras de Transporte, Comercio, Vivienda y Agricultura, esta última ante la inminente salida de Aurelio Iragorri.

Istock

Transporte, vivienda, comercio y agro son algunos de los sectores claves para el repunte de la economía nacional, que ha comenzado a mostrar signos de recuperación de cara al segundo semestre de 2017, pero que aún tiene a analistas y gremios dudando sobre las proyecciones de crecimiento del Gobierno, del 2 % para este año.

Germán Cardona, Jaime Pumarejo y María Lorena Gutiérrez son ahora los encargados de guiar los ministerios de Transporte, Vivienda y Comercio, respectivamente. Aurelio Iragorri sigue como ministro de Agricultura, aunque se da por descontado que saldrá de este puesto para dirigir el Partido de la U, de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

Un cambio ministerial con un año restante para el Gobierno actual, y a pocos meses de la entrada de la Ley de Garantías, presenta un momento perfecto para revisar los retos y problemas de estas carteras, que tienen en sus manos proyectos como la construcción de vías 4G y la reforma rural integral, por sólo mencionar dos iniciativas.

Transporte

Algunos de los principales retos del sector transporte están en el frente de infraestructura, con la continuación del plan de construcción de las llamadas vías 4G, que hasta 2035 incluye una inversión de $39,6 billones y es uno de los programas vitales para sumarle competitividad a la economía colombiana.

Sobre el regreso de Germán Cardona a la cartera (que ocupó entre 2010 y 2012), Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dijo que “es muy interesante porque él fue la persona que trabajó en el diseño original de lo que iban a ser las obras que hoy están en ejecución. Es una persona que conoce el sector y es adicionalmente un ingeniero reconocido”.

Justo sobre el punto de diseño de obras se pronunció Juan Carlos Rodríguez, presidente de Colfecar, al decir que “creo que es necesario revisar el modelo de las APP (alianzas público-privadas), pues el diseño de éstas muchas veces encarece las obras y esos costos los terminan asumiendo los transportadores a través de los peajes. Esto nos está golpeando fuerte”. Y agregó: “Hoy tenemos una tabla de fletes con otro nombre y esto limita mucho el funcionamiento del sector. Es necesario volver al modelo de libertad vigilada, que funciona en muchos países. Y este modelo lo comenzó a impulsar el mismo ministro Cardona”.

No todos comparten el entusiasmo por el regreso de Cardona al Mintransporte. El líder camionero Luis Orlando Ramírez aseguró que “vuelve al Ministerio justo el hombre que tumbó la tabla de fletes e instauró el sistema SICE TAC, que desde entonces no funciona, generó el desgreño de matrículas, trajo la sobreoferta de vehículos de carga y modificó la política de infraestructura creando las alianzas APP que dispararon los precios de peajes”.

Vivienda

De acuerdo con las proyecciones del Gobierno y analistas independientes, el sector vivienda y construcción será uno de los motores que impulsarán el despegue de la economía nacional para el segundo semestre del año. Según cifras del Ministerio de Vivienda, este sector emplea a más de tres millones de personas e impulsa la actividad de más de 30 industrias.

Esta cartera, que ahora estará liderada por Jaime Pumarejo, exsecretario de Desarrollo del Atlántico, tiene la meta de terminar 2018 con 1,7 millones de viviendas construidas.

No es una meta pequeña. Para Mauricio Hernández, analista de vivienda de BBVA, “este Ministerio pasa la tarea y es de los que más ha cumplido sus metas. Sin embargo, hay asuntos que debe atender de cara a la etapa de posconflicto en la que entra el país”.

Hernández asegura que, a diferencia de lugares como Perú o Chile, en Colombia la vivienda no se concentra sólo en las grandes ciudades, por eso es vital garantizarle el acceso de las personas que regresan a sus lugares de origen o a sitios apartados con el fin del conflicto.

Asimismo, el analista advierte que “uno de los que le queda al Ministerio es evaluar la continuidad del subsidio para la vivienda del segmento medio, pues si esta medida se vuelve permanente, y se junta con un auge en el sector, esto podría impulsar los precios al alza. Otro de los puntos es generar suelo a un costo que permita rentabilidad para los constructores de proyectos sociales (VIS)”.

Para Diego Velandia, director del Observatorio de Vivienda de la Universidad de los Andes, uno de los grandes vacíos es “la conexión de los proyectos de vivienda con sus comunidades. No se trata de gestión de recursos o financiación, sino la forma como estamos pensando los nuevos proyectos de vivienda, muchos de ellos subsidiados, y su articulación con sus entornos. Es necesario revisar el modelo del conjunto cerrado, pues esto puede generar problemas serios de convivencia a la vuelta de 20 años, como ya se ha visto en otros países”.

“El nuevo ministro de Vivienda tendrá el desafío de continuar con la ejecución de los programas de vivienda social, seguir generando condiciones para la promoción y la adquisición de vivienda, acompañar las acciones en materia de ordenamiento territorial y fortalecer los planes y proyectos de inversión en materia de agua potable y saneamiento básico”, dijo Sandra Forero, presidente ejecutiva de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Agricultura

Cuando Aurelio Iragorri Valencia llegó al Ministerio de Agricultura, medio bromeando, medio en serio, decía que esperaba liderar la política agropecuaria por más de un año, pues había llegado a una cartera que, en un siglo de historia, había tenido 100 ministros. Lo logró. Si se mantiene en su despacho mínimo hasta el próximo 19 de agosto habrá cumplido tres años allí.

Iragorri presentó su renuncia al presidente Santos, que la aceptó. Su reemplazo, sin embargo, no ha sido anunciado. Para el ministro, su mayor logro ha sido el plan Colombia Siembra, que fue lanzado en 2015 como camino a la sustitución de importaciones con la siembra de un millón de hectáreas más en el país.

“Veníamos de 30.000 hectáreas nuevas por año en promedio en los últimos 50 años y por primera vez logramos superarlas a 250.000 en 2015”, explica Iragorri. Con respecto a los próximos datos que revelará el DANE, se declara optimista. Al igual que él, hay varios actores y sectores que destacan el plan para aumentar la producción, aunque con salvedades.

Según Rafael Mejía, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) y hasta el año pasado presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, “el ministro, en términos generales, fue más bueno que malo. Tuvo mucha voluntad con Colombia Siembra de devolverle el espíritu emprendedor al país, de disminuir las importaciones, con tierra, crédito y asistencia técnica por parte del Gobierno para volver a sembrar y producir”.

De forma similar opina Óscar Gutiérrez, vocero de Dignidad Agropecuaria: “Fue un acierto empujar la política de siembras nacionales. Es válido, pero después bajar precios a los que se atrevieron a sembrar es una cosa horrible”. Se refiere a crisis como las que se han presentado en sectores como el arrocero, que alcanzó una producción récord, que permitió el autoabastecimiento del país, pero con repercusiones en los precios al productor.

Mejía señala que otro reto del próximo ministro o ministra, aparte de la rentabilidad del productor, será lograr coordinar al Ministerio con otras carteras y recuperar los resultados de la comisión de expertos denominada Misión para la Transformación del Campo, que, según él, estuvo un poco opacada por el proceso de paz. Pero quizás el sector que más desaprobó la gestión de Iragorri fue el ganadero.

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, apunta a que la crisis por el brote de aftosa no se resolverá tan rápido como ha dicho Iragorri, en cuestión de semanas, sino que la experiencia internacional muestra que puede tomar años. Además de aumentar la producción y el hato ganadero -que, dice Fedegán, ha caído cerca de 12 % en los últimos seis años-, una implementación de la reforma rural integral que no espante al inversionista será un desafío para el próximo líder de la política sectorial.

Comercio

María Claudia Lacouture fue nombrada ministra de Comercio, Industria y Turismo el 4 de mayo de 2016, en reemplazo de Cecilia Álvarez. La lucha contra el contrabando fue una de sus principales misiones. Desde la entrada en vigencia de la Ley Anticontrabando se han hecho 95.359 aprehensiones por valor de $601.667 millones, de las cuales 19.235 pertenecen a materiales textiles y confecciones.

Asimismo, contribuyó a la aprobación del proyecto de ley que cambia el cobro de impuestos de los licores y el monopolio que tienen las regiones sobre este mercado. Una iniciativa que espera aumentar en $300.000 millones el recaudo por concepto de bebidas alcohólicas. También lanzó proyectos enfocados en ayudar emprendimientos de víctimas del conflicto armado, como el programa Proim y su marca Vivimos Pacíficamente.

Lacouture deja la cartera con varios retos. El más inmediato es mejorar el desempleo en el sector textil confección, que tan sólo en el primer semestre de 2017 ha perdido más de 50.000 puestos de trabajo. Una situación que los textileros denuncian que se debió a los cambios arancelarios realizados en noviembre de 2016, que desmontó el arancel mixto y dejo sólo uno ad volorem de 15 %.

Asimismo, aunque las exportaciones colombianas han presentado signos de recuperación, al crecer 20 % en el primer semestre de 2017, todavía le falta un gran trecho para que logre volver a los niveles que se encontraban antes de la crisis de los precios del petróleo. En 2013 las ventas externas sumaban más de US$5.200 millones, casi US$2.300 de sólo combustibles. En 2016 las exportaciones sólo sumaron US$3.300 millones.

Ahora los retos los deberá asumir María Lorena Gutiérrez. Sobre este nombramiento, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, dijo que “hay unas tareas por hacer. Es el remate del Gobierno, es un momento particular porque los gobiernos tienen las mayores afugias en tiempos legislativos, de ejecución de los presupuestos. Ella va a encajar perfectamente dentro del primer día de lo que puede ser una agenda de terminación de un gobierno que ya va a cumplir siete años”.

EL ESPECTADOR

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también. Todas las publicación que acá se difunden son propiedad intelectual de las fuentes primarias. Pedrovisión Noticias solo las socializa. Para anunciarse con nosotros contactenos a: pedronoticiasredaccion@gmail.com

Y recuerda que: Sin libertad de expresión sencillamente no hay libertad