El presidente Barack Obama celebró su última ceremonia tradicional con motivo de la fiesta de Acción de Gracias, en la que cada año libra a dos pavos de pasar por el horno, aunque bromeó con que cuando deje la Casa Blanca repetirá cada año el ritual para “avergonzar” a sus hijas.

 

El mandatario aparece conversando amigablemente con algunos de los más de 400 veteranos que se alojan en este centro. Además, como es tradición, participó en la ceremonia del perdón del pavo junto con sus sobrinos Austin y Aaron Robinson en los jardines de la Casa Blanca.

Obama y su esposa estuvieron en una residencia de pilotos retirados de Washington. | Nightly News

CAPITAL

 

PEDROVISION NOTICIAS. TODAS LAS NOTICIAS EN UN SÓLO LUGAR….

RECUERDA QUE Más que un medio noticioso somos un socializador de Información.

Si te gustó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también