LA NOTA DE MUNDO: Trump reconocerá a Jerusalén como capital de Israel

El presidente Donald Trump reconocerá el miércoles a Jerusalén como la capital de Israel y le ordenará al Departamento de Estado que inicie el largo proceso de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad santa, informaron funcionarios estadounidenses el martes.

Vista panorámica de la ciudad vieja de Jerusalén. FOTO: AP/ODED BALILTYPor: AP/AFP

 

Los funcionarios señalaron que el reconocimiento de Jerusalén como la capital israelí será la confirmación de “una realidad histórica y actual” y no un mensaje político. Resaltaron que la mayoría de las agencias del gobierno de Israel, así como su parlamento, se ubican en Jerusalén y no en Tel Aviv, en donde Estados Unidos y otros países tienen sus embajadas.

Los funcionarios dijeron que el traslado de la embajada, una vieja promesa de campaña que Trump insistió que debía cumplir, no se realizará de inmediato.
Los funcionarios hablaron con la prensa bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a declarar públicamente del tema antes del anuncio de Trump.

Hoy, en medio de una ronda de diplomacia telefónica, Trump dijo al líder palestino Mahmud Abbas y al rey jordano Abdalá II que el proyecto profundamente controvertido, que conlleva el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel, seguía en marcha, aunque no fijó una fecha para ello.

El estatuto de Jerusalén es un asunto clave en el conflicto palestino-israelí, y ambas partes reivindican la ciudad como su capital.

Las advertencias se multiplicaron este martes, entre otras la del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien señaló a Trump que el estatuto de Jerusalén es una “línea roja para los musulmanes” y amenazó con cortar los lazos diplomáticos de Turquía con Israel.

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, expresó que los miembros de ese grupo han decidido reunirse en El Cairo ante el “peligro de esta cuestión, si esto debiera ocurrir, y a las posibles consecuencias negativas no sólo para la situación en Palestina sino también en la región árabe e islámica”.

Trump llamó por teléfono al rey Abdalá II de Jordania el martes por la tarde y le informó de “su intención de seguir adelante con el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén”, informó el palacio real jordano en un comunicado.

Proceso de paz 

Trump ha dicho que quiere relanzar las congeladas conversaciones de paz entre Israel y los palestinos en busca de un “acuerdo definitivo”, pero su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel podría destruir tal esfuerzo, advirtió un funcionario palestino.

“Ya no aceptaremos la mediación de Estados Unidos, no aceptaremos la mediación de Trump. Será el final del papel desempeñado por los estadounidenses en ese proceso”, dijo Nabil Chaath, un alto consejero del presidente palestino, Mahmud Abbas.

La presidencia palestina dijo que Trump informó a Abbas sobre “su intención de transferir la embajada de Estados Unidos” en Israel, durante una conversación telefónica entre ambos dirigentes.

Durante este diálogo Abbas advirtió a Trump de las “peligrosas consecuencias de tal decisión sobre el proceso de paz, la seguridad y la estabilidad en la región y en el mundo”, añadió la Autoridad Palestina en un comunicado.

Abbas reafirmó su “posición firme sobre que no puede haber Estado palestino sin Jerusalén Este como capital, conforme a las resoluciones y a la ley internacionales y a la iniciativa de paz árabe”, dijo el texto.

En tanto el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina, Saeb Erakat, señaló que el cambio de la embajada estadounidense a Jerusalén provocará un desastre.

A su vez, el palacio real de Jordania emitió una nota donde advirtió sombre medidas “de graves consecuencias”. Para el grupo palestino Hamas, la modificación del estatuto de Jerusalén traspasa “todas las líneas rojas” y abre las puertas a “una peligrosa escalada” de violencia.

La Liga Árabe llamó a Washington a reconsiderar su decisión, mientras Arabia Saudita, un aliado de Estados Unidos en la región, expresó su “seria y profunda preocupación” por el eventual traslado.

“Este paso tendrá serias implicaciones y nuevas complicaciones en el conflicto palestino-israelí”, dijo la agencia de prensa oficial saudita, citando una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Además, obstruirá los esfuerzos en curso para revivir el proceso de paz”, añadió.

Por su lado, el presidente francés Emmanuel Macron advirtió a Trump que el estatuto de Jerusalén debe ser decidido “en el marco de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos”.

Israel ve una “oportunidad histórica” 

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, instó al presidente estadounidense a aprovechar esta “oportunidad histórica”.

Todas las embajadas extranjeras en Israel están localizadas en Tel Aviv, con representaciones consulares en Jerusalén.

EL PERIÓDICO