LA NOTA TECNO: Los riesgos ocultos de los juguetes inteligentes

Una investigación reveló que los dispositivos conectados para niños pueden ser vulnerados con facilidad. Los riegos y qué medidas de precaución tomar

Furby Connect, uno de los dispositivos estudiados en la investigación

Furby Connect, uno de los dispositivos estudiados en la investigación

En la era de los dispositivos inteligentes, la conectividad full time también llegó a los juguetes. Hay decenas de equipos conectados por medio de wi fi y bluetooth que vienen en forma de robots, peluches y muñecas que se mueven y dialogan con los niños. El problema es que estos dispositivos, al igual que cualquier otro vinculado a la red, implica riesgos para la privacidad y la seguridad.

 Play

Estos equipos inteligentes pueden ser manipulados con bastante facilidad. El sitio británico Which? analizó los juguetes Furby Connect, I-Que Intelligent Robot, CloudPets y Toy-fi Teddy. En todos los casos probaron que podían intervenir los gadgets y controlarlos para, por ejemplo, hablar con los niños.

I-Que Intelligent Robot se opera mediante bluetooth y una app que se puede vulnerar con facilidad

I-Que Intelligent Robot se opera mediante bluetooth y una app que se puede vulnerar con facilidad

La principal puerta de entrada a estos equipos es el bluetooth. Si no se configura una contraseña, la conexión queda abierta y cualquier persona que tenga un móvil y se encuentre cerca del juguete puede ingresar al sistema.

El rango de distancia en el que funciona el bluetooth es, por lo general, de 10 metros. De todos modos, existen técnicas para extender el rango de conexión; con lo cual cualquier delincuente podría moverse por la calle en busca de señales inseguras para orquestar un ataque, según se advierte en el informe.

Esta no es la primera vez que se advierte sobre los riesgos que implican los juguetes inteligentes. En julio de este año, Alemania decidió retirar del mercado a la muñeca Mi Amiga Cayla, del fabricante Genesis Toys, luego de que se llegara a la conclusión de que se podía utilizar como herramienta para espiar a los niños.

En el informe se muestra que estos peluches se pueden hackear con facilidad para hacerles decir cualquier tipo de mensajes

En el informe se muestra que estos peluches se pueden hackear con facilidad para hacerles decir cualquier tipo de mensajes

En ese entonces, la Agencia Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) alertó sobre los riesgos para la privacidad y la seguridad que presuponen este tipo de dispositivos conectados.

Es que este tipo de gadgets suelen tener micrófonos, cámaras, sensores y conexión a la nube, con lo cual existen varios riesgos en simultáneo.

Los cibercriminales pueden activar los sistemas para hacer grabaciones de voz y video, así como manipularnos para que digan lo que ellos quieran. A su vez, toda esa información podría quedar almacenada en la web con lo cual podría ser utilizada eventualmente por cualquier persona para realizar un robo al hogar.

Mi amiga Cayla, la muñeca fue retirada del mercado luego de que se advirtiera que podía ser utilizada para espiar a los niños

Mi amiga Cayla, la muñeca fue retirada del mercado luego de que se advirtiera que podía ser utilizada para espiar a los niños

Medidas de precaución:

Analizar, antes de comprar cualquier juguete, si requiere conexión a wi fi o bluetooth.

En caso de que deba ser operado por medio de una app, leer con detenimiento qué tipo de permisos solicita el sistema.

Ingresar solo los datos que sean necesarios

Configurar los accesos con contraseñas

Mantener el sistema operativo actualizado

Tener el router wi fi bien configurado y con contraseña

Aun cuando se implementen todas estas estrategias, los riesgos no desaparecen por completo. Son solo algunas estrategias para minimizar las chances de ser víctima de un ciberataque que se puede efectuar por estos dispositivos, así como por otros que están conectados a la red.

INFOBAE