LA NOTA ESPECIAL: Pahola Solano y su fuerza de voluntad representarán a Guatemala en un evento en Polonia

Un accidente a los 17 años de edad cambió la vida de Pahola Solano. Casi 10 después, luego de una fuerza de voluntad significativa, mucho trabajo y junto al apoyo de familia y amigos, representará a Guatemala en Miss Wheelchair World, un evento que busca cambiar la imagen de las mujeres con discapacidad.

 

Por José Andrés Ochoa

La vida de Pahola Solano transcurre en varios ámbitos. Uno de ellos es su profesión. Como abogada y notaria, ejerce de lunes a viernes en su trabajo, donde atiende casos legales. Los martes asiste a la Universidad de San Carlos (Usac), donde continúa sus estudios con una maestría afín al derecho y las leyes, después de graduarse de esa licenciatura.

 El segundo ámbito es en realidad una combinación entre su familia, amigos y Dios, tres elementos importantes que acompañaron su vida durante uno de los momentos más difíciles que ha experimentado. Un accidente en carro a los 17 años de edad le causó fracturas en las vértebras cervicales 4 y 5, con lesión medular.

“Mi vida era normal. Estudiaba y era independiente”, cuenta Solano. “Después del accidente los médicos me diagnosticaron cuadriplejía. Me dieron 72 horas de vida. Mis órganos no funcionaban y del cuello hacia abajo no sentía nada. La respiración me disminuía poco a poco. Fue complicado”.

Después de una operación en las cervicales lo que sucedió fue “un milagro”, según sus palabras. Además de superar la expectativa de vida, la joven inició una recuperación que le devolvió progresivamente el control de su cuerpo y, además, las ganas de vivir.

La joven reaprendió a escribir con lapiceros y en la computadora (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).
La joven reaprendió a escribir con lapiceros y en la computadora (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Su vida cambió. La casa donde vivía se adecuó para tratar sus problemas físicos y mentales. “Llegaron unos hermanos de la iglesia y fue el paso más importante para mi vida”. “En ese momento sentí la mano de Dios. Mi actitud empezó a cambiar, tenia fe que debía salir de mi condición”, explica.

“Primero dejé la respiración artificial. Después pude mover mi cabeza. Sentí que mi voz regresaba, movía los hombros y brazos”. El progreso fue paulatino aunque complicado, pero el esfuerzo le permitió sentarse, además de una terapia ocupacional y física, que le ayudó a recuperar en gran parte el control de su cuerpo, como reaprender a escribir.

Ese fue el paso que necesitaba para reinsertarse en la sociedad. En 2010 concluyó sus estudios de bachillerato y, un año después, ingresó a la Facultad de Ciencas Jurídicas y Sociales de la Usac.

Representante de Guatemala

Solano utiliza una silla de ruedas para moverse en su trabajo y universidad (Foto Prensa Libre J. Ochoa).
Solano utiliza una silla de ruedas para moverse en su trabajo y universidad (Foto Prensa Libre J. Ochoa).

El 28 de septiembre, Solano viajará junto a su madre a Polonia para participar en Miss Wheelchair World (Señorita Silla de Ruedas, en español), un evento que, en parte, sella ese esfuerzo y superación de ella por trascender en su vida.

Solano decidió participar tras contactar con Byron Pernilla, de Asodispro, una organización que busca promover la reinserción laboral de personas con discapacidad, y que sirvió de plataforma para que la abogada aplicara y participara en ese evento.

“No es un concurso de belleza. Tenemos un itinerario específico. Hay una gala, el 7 de octubre. Lo importante es que vamos a estar en un taller de siete días. Las candidatas deberán presentar la situación actual de las personas con discapacidad en Guatemala, además de contar sobre nuestras experiencias de vida”, explica.

En la noche de gala se reconocerá a Miss Popularidad, que se elegirá a través de una votación electrónica por correo electrónico (para votar por Pahola, se puede visitar este enlace). Además, se elegirá a la Miss Wheelchair World 2017, que se encargará de representar a la organización y crear conciencia sobre las personas con discapacidad.

Solano contará sobre los retos que ha enfrentado en su vida, desde una tristeza después del accidente hasta una motivación por superarse y trascender, pasando por encima a obstáculos como vivir en una ciudad sin las condiciones necesarias para vivir en plenitud.

Ir a la universidad, relata, significó pedir ayuda para subir los niveles de los edificios, además de encontrar inconvenientes en lugares sin los baños adecuados para ella y muchas personas más.

Ese es uno de los ejemplos de los esfuerzos de Solano que, junto a su fe y familia, le hicieron retomar el control de su vida. Es una mujer con discapacidad que representará a Guatemala en Miss Wheelchair World y espera, se discuta más sobre la realidad de las personas con discapacidad, con la intención de mejorar las condiciones para su desarrollo de vida.

PRENSA LIBRE