POR JOSÉ DEL ÁGUILA
jaguila@lahora.com.gt

La defensa de Roberto Barreda, a quien el Ministerio Público (MP) identifica como el principal sospechoso del femicidio de su esposa Cristina Siekavizza, presentó una recusación con la cual busca separar del caso al titular del Juzgado de Mayor Riesgo “B”, Miguel Ángel Gálvez, por dudar de su imparcialidad.

En diciembre de 2015, durante la celebración de la etapa intermedia, el juez Gálvez envió a juicio a Barreda por los delitos de femicidio, maltrato contra personas menores de edad y amenazas.

Sin embargo, derivado de un amparo que la Corte de Constitucionalidad (CC) otorgó a favor de Barreda, el Tribunal Constitucional dejó sin efecto la resolución que lo envió a juicio y ordenó al juez Gálvez que repitiera la audiencia de etapa intermedia.

Según la CC, la celebración de la etapa intermedia fue ilegal debido a que el MP modificó los hechos que presentó inicialmente en la acusación, sin que la defensa de Barreda tuviera la oportunidad de manifestarse sobre los mismos.

Por este motivo, los magistrados de la CC consideraron que se violentó el derecho de defensa del sindicado.

En virtud del fallo de la CC, el juez Gálvez convocó hoy a Barreda, a sus abogados y al MP para dar cumplimiento a lo ordenado respecto a que programara una nueva audiencia de etapa intermedia.

Sin embargo, los abogados defensores informaron que aún está pendiente de resolverse la recusación interpuesta contra Gálvez. La misma se debe a que durante la etapa intermedia que fue invalidada por la CC, el juez emitió opinión al enviar a juicio a Barreda, comentó la defensa.

“Cuando un juez resuelve y te envía a juicio y te van a repetir el mismo procedimiento, es bien difícil que vaya a resolver algo diferente. A criterio de los abogados, lo correcto es que él se debería de excusar”, dijo Barreda al ser cuestionado a las afueras del Juzgado.

CASO

Según el MP, el 6 de julio de 2011, Barreda inició una discusión con Siekavizza a las 19:30 horas en la casa donde vivían. En esos momentos llevó a sus hijos a la habitación principal y encendió el televisor a todo volumen para que los niños no escucharan los gritos de su madre, quien corrió por varias habitaciones para resguardarse de las agresiones.

El paradero de Siekavizza aún se desconoce, pero la hipótesis del MP apunta a Barreda como sospechoso de la desaparición.

No obstante, Barreda niega los señalamientos y sostiene que Cristina se encuentra con vida.

“Yo siempre he dicho y lo mantengo, yo pienso que Cristina pudo haberse ido voluntaria o involuntariamente. Pienso que ella está viva, no hay nada que me muestre lo contrario a mí”, dijo Barreda hoy en el Juzgado.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también. Todas las publicación que acá se difunden son propiedad intelectual de las fuentes primarias. Pedrovisión Noticias solo las socializa. Para anunciarse con nosotros contactenos a: pedronoticiasredaccion@gmail.com

Y recuerda que: Sin libertad de expresión sencillamente no hay libertad

SIN COMENTARIOS