PorRoberto Caubilla

En los últimos días, el Banguat registró 7.28 quetzales por cada dólar. (Foto: Wilder López/Soy502)

Hacía más de 18 años, en concreto desde 1999, que el  http://plock.nu/tech/stihi-o-russkoy-derevne.html стихи о русской деревне Banco de Guatemala (Banguat) no reportaba estas cifras respecto a la divisa norteamericana. En esas fechas, la tendencia era la depreciación del quetzal y ahora la situación es inversa. ¿Cómo afecta a la  http://www.puply.com/tech/primer-ustav-salona-krasoti.html пример устав салона красоты economía del país y a los consumidores?

Según el analista del Centro de Investigación Económicas Nacionales,  кадровое описания листа по учету кадров повышения Hugo Maúl, esta situación se debe a “la sobreoferta de dólares en el mercado y la demanda deprimida de estos”.

Asimismo, destacó que es importante tener en cuenta la  http://www.team-berlin-minis.de/tech/sayt-s-kuchey-bannerov.html сайт с кучей баннеров fluctuación natural antes de determinar si realmente hay un cambio de tendencia.

“ Favorece a los consumidores que compran productos de importación y afecta al guatemalteco que recibe remesas porque le dan menos quetzales por sus dólares, a los empresario. También a los trabajadores que producen dólares y a la SAT porque, si estos sectores reportan menos ventas, reciben menos ingresos.
Hugo Maúl, analista económico.

“Siento que es riesgoso si es un cambio , pero si es transitorio, solo viene a confirmar la tendencia a la baja que se ha visto este año”, comentó.

Por su parte, el exdirector del Banguat, Carlos González, señaló que es importante la inversión que ha hecho el Banco Central porque si no el tipo de cambio se hubiera apreciado más y estaría en niveles cercanos a 7.00 quetzales.

“El estancamiento en el 7.30 quetzales es un indicador de que todavía hay muchos dólares en el sistema”, apuntó.

Además comentó que “hay que estar expectantes a ver qué pasa en las próximas semanas”.

El sector privado

El presidente de la Asociación de Exportadores (Agexport), Antonio Malouf, señaló que la situación está complicada para el sector. “Tengo muchos miembros que no saben qué hacer”, lamentó.

Malouf destacó que las cifras de venta al exterior han mejorado, pero que este repunte no se ha visto reflejado en sus cifras por el tipo de cambio actual.

“A quienes tienen empresas de confección con 2 mil trabajadores les está pegando durísimo”, añadió, haciendo referencia a la subida salarial anual.

El presidente de los exportadores señaló que el aumento en la inversión pública podría ayudar levemente a que se estabilice esta situación. “El Banguat nos ha dicho que a finales de año el tipo de cambio tiende a subir, pero no creo que supere el valor de 7.50 quetzales”, concluyó.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria, coincidió con Malouf y se refirió a la inversión pública y a la certeza jurídica como salidas a esta situación.

“ Lo que hay que hacer es que el Estado genere mayor inversión
Javier Zepeda, director de la Cámara de Industria.

Zepeda lamentó que los préstamos al sector privdado estén “prácticamente estancados” y además recordó que las empresas compran la materia prima barata, pero luego muchas de ellas exportan la manufactura.

Por otro lado, el sector importador es uno de los más beneficiados de esta coyuntura económica. Se ha intentado obtener las declaraciones del presidente de la Cámara de Comercio y portavoz, Jorge Briz, pero no ha respondido a las llamadas telefónicas.

SOY 502

 

Si te gustó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también

SIN COMENTARIOS