El empresario Marcelo Odebrecht, preso por corrupción en Brasil, admitió que su compañía contribuyó económicamente en Perú con las campañas presidenciales de Keiko Fujimori y de la postulante del Partido Aprista, Mercedes Aráoz, hoy vicepresidenta, según una publicación periodística.

De acuerdo con el portal IDL-Reporteros, que integra la red de periodistas que investigó los Panama Papers, el empresario brasileño hizo estas revelaciones ante un fiscal peruano que lo interrogó en Curitiba el último lunes.

Odebrecht, exlíder de la firma que lleva su nombre, aseguró que colaboró con la campaña presidencial de Keiko Fujimori y a la candidata del Apra, Mercedes Aráoz, quien actualmente es la segunda vicepresidenta del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. Ambas postularon en 2011.

En aquella contienda finalmente venció Ollanta Humala, a quien la firma Odebrecht ha dicho que le entregó tres millones de dólares, también para su campaña. Humala lo niega.

Según IDL- Reporteros, Marcelo Odebrecht aseguró que quien puede corroborar sus afirmaciones con pruebas es Jorge Barata, entonces representante de la firma brasileña en Perú.

Keiko Fujimori, líder de la poderosa oposición Fuerza Popular, negó los cargos. “Yo no conozco al señor Marcelo Odebrecht y no he recibido suma de dinero de empresa brasilera alguna”, escribió en Twitter la hija del expresidente Alberto Fujimori, condenado por crímenes de corrupción y lesa humanidad.

La excandidata presidencial aseguró que conoció al representante de Odebrecht en Perú en 2011, cuando expuso su plan de gobierno a un grupo de empresarios. “Fuerza Popular tampoco ha recibido financiamiento de empresas brasileras. ¡Que quede bien claro!”, agregó.

Por su parte, Mercedes Aráoz, quien además fue ministra del segundo gobierno de Alan García (2006-2011), también rechazó las acusaciones. Recordó que ella estuvo poco tiempo en campaña, pues renunció por diferencias internas. Explicó que el dinero lo manejó el tesorero del Apra, partido que la invitó como candidata.

Marcelo Odebrecht declaró el 15 de mayo en Brasil ante un fiscal peruano. Su firma asegura que pagó 29 millones de dólares en Perú entre 2005-2014 para ganar obras públicas. Este período contempla los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

Para acceder al interrogatorio, el empresario puso como condición que su firma no sea procesada en Perú, pues él ya ha suscrito un acuerdo de “leniencia” o indulgencia con la justicia brasileña. Ante tal planteamiento, la procuradora -abogada del estado peruano- Janet Briones, desistió de participar en el interrogatorio, según dijo el viernes al diario Perú 21.

Con información de la agencia: AFP

EMISORAS UNIDAS

 

Si te gustó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también

No hay comentarios