La Embajada de México rindió homenaje al arquitecto Teodoro González de León, fallecido el 16 de septiembre del presente año, cuyas obras son reconocidas alrededor del mundo como ícono de la arquitectura azteca contemporánea.

La actividad, llevada a cabo el viernes en el auditorio Luis Cardoza y Aragón, contó con la participación de profesionales del ramo y las autoridades de la sede diplomática.

Además, se efectuó una exposición fotográfica y un conversatorio a cargo de Francisco Serrano, quien es coautor del diseño del edificio que alberga la Embajada azteca, obra de González.

La sede se ha convertido en punto de referencia arquitectónico de la capital guatemalteca por su llamativo esquema, inspiración de ambos personajes.

Teodoro González de León nació en la Ciudad de México el 29 de mayo de 1926. Estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura de 1942 a 1947. Obtuvo una beca del Gobierno de Francia y laboró durante 18 meses en el taller de Le Corbusier.

Allí participó en los equipos de trabajo para la Unidad de Habitación de Marsella y L’Usine Duval de St. Dié. Al regresar a su patria, a finales de los años 40, desarrolló actividades en el campo del urbanismo y de la vivienda popular, así como en el de los grandes edificios públicos y privados.

De León es autor, con Abraham Zabludovsky, del edificio del Infonavit, El Colegio de México, el Museo Rufino Tamayo, la Universidad Pedagógica Nacional, la ampliación de las Oficinas Centrales de Banamex y la remodelación del Auditorio Nacional.

Con Zabludovsky y Serrano, edificó la Embajada de México en Brasil; luego, con el segundo, la Biblioteca Pública Estatal y el Centro Administrativo de Gobierno en Villahermosa, Tabasco; las nuevas oficinas de Hewlett Packard y los edificios de la representación en Alemania y Guatemala.

 

DIARIO DE CENTROAMÉRICA

 

 

Si te gustó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook y Twitter comparte con tus amigos nuestras noticias también